Paseando por los Picos de Europa

La entrada de hoy va de naturaleza. Imposible visitar la costa Cantábrica astur o vasca sin subir a los Picos de Europa, un entorno natural increíble y muy bien conservado, con vistas espectaculares y carreteras imposibles en terrenos tremendamente escarpados.

La primera parada es el Mirador de Fito, en la carretera hacia Arriondas desde Oviedo. Es un mirador con vistas que quitan el aliento, tanto por el vértigo que da como por la belleza del paisaje.

Desde Cangas de Onís se puede coger un autobús que te sube y baja a los famosos Lagos de Covadonga, la de arriba es una  imagen del Lago Enol, que es primero de los dos lagos. El día era estupendo y el paseo de unos 3 km para visitar los lagos está perfectamente acondicionado y es muy agradable.

Una parada de autobús después, a la vuelta, nos encontramos con el enclave de Covadonga, un lugar precioso donde se dice que Don Pelayo comenzó la Reconquista. A la salida de su ermita nos encontramos con un túnel lleno de velas con plegarias y pedidas a la famosa Virgen.

Ya abajo, en Cangas de Onís, tenemos uno de los símbolos del Principado de Asturias, que es “el Puentón”.

Decir que estos lugares son de mis favoritos, nunca me canso de visitarlos y me parecen obligados al menos una vez en la vida, seguro que repetís!

Anuncios

Bilbao

Sigo poco a poco procesando las fotos que he estado haciendo estas vacaciones, hoy publico unas de la ciudad de Bilbao, lugar que visité este verano por primera vez.

Dicen que es una ciudad gris, aunque a mí no me lo pareció, más bien al contrario, para mí Bilbao es una ciudad de contrastes, con su casco antiguo intacto a pocos minutos del Museo Guggenheim, insignia de la arquitectura contemporánea en España.

Destacar por supuesto la gastronomía (me pierde), ¡los pintxos son pequeños manjares! Además, en la zona de la provincia de Vizcaya en general hay muchos enclaves pintorescos que merece la pena visitar, aparte de que el entorno natural es precioso y de gran valor.

Me despido una vez más deseando felices vacaciones a quien aún las disfrute, y una rentrée fabulosa a los que por desgracia tenemos que volver a la vida rutinaria… Muchos besos!

Museo Guggenheim de Bilbao

Hola de nuevo a todos!

He tenido el blog muy abandonadito últimamente, he estado de vacaciones estas últimas semanas y no he podido actualizar, pero lo que sí que he hecho son muchas, muchísimas fotos, que iré enseñando poco a poco (procesar es un trabajo arduo y lento…).

Una de las ciudades que he visitado ha sido Bilbao, y como hice demasiadas fotos para mostrarlas en una sola entrada, hoy voy a colgar exclusivamente las del Museo Guggenheim.

He de decir que no soy una amante del arte contemporáneo, lo cierto es que no lo entiendo la mayoría de las veces, pero es pecado ir a Bilbao y no visitarlo… A la entrada te recibe el perrito de flores llamado Puppy, una escultura viva cubierta de flores y que tiene un sistema de riego interno, la verdad es que es bastante espectacular.

El Museo Guggenheim por fuera tiene una estructura formada por planchas titanio, que refleja a cada momento del día una luz diferente, merece la pena ir al atardecer y a plena luz del día, ya que cambia abismalmente el edificio. Por dentro,   está recubierto de piedra caliza y cristal, lo que hace que sea un edificio arquitectónicamente muy ligero y llamativo.

Tiene tres plantas diferentes, la de abajo alberga la exposición permanente (con unas estructuras de acero muy llamativas, y que fue de lo poco que me gustó…), y las superiores tienen muestras temporales de distintos temas, tanto escultura como pintura, fotografía y vídeo.

Lo cierto es que, a pesar de que a mí no me gustara mucho la exposición (ya os digo, falta de entendimiento, incluso aunque cogimos audioguías), el museo estaba lleno y cuando salimos había una cola enorme que llegaba hasta la plaza de gente que quería visitarlo.

En resumen, si pasáis por Bilbao recomiendo su visita, aunque sea por fuera, ya que es un emblema de la ciudad y un edificio muy característico.

Saludos!